Propuestas de FEUSO para el Pacto Social y Político por la Educación

Tiempo de lectura aproximado: 2 minutos

El 25 de enero, Miguel Soler, Director General de Formación Profesional del Ministerio de Educación, se reunió con una delegación de la Comisión Ejecutiva de FEUSO para informar sobre los avances y negociaciones emprendidas por el Ministerio para alcanzar el Pacto Social y Político por la Educación y para conocer también las propuestas de la Federación de Enseñanza de USO de cara a este posible Pacto.

En este sentido, anunció que en próximos días el Ministerio hará público un documento con las orientaciones y propuestas básicas para el debate sobre el Pacto.

Antonio Amate, secretario general de FEUSO, comenzó agradeciendo al Ministerio que les haya convocado a esta reunión, pues un asunto tan importante necesita del mayor debate y consenso posibles.

Desde que FEUSO tuvo noticia de que el Ministerio se estaba negociando este Pacto, hemos manifestado nuestra voluntad de participar en su desarrollo. Y porque creemos sinceramente en ello, pensamos que es imprescindible poner el acento de esta negociación, que se nos antoja complicada, en sus contenidos y abordar con perspectiva de futuro las cuestiones más polémicas. De lo contrario, podríamos vernos abocados a un acuerdo sobre meras declaraciones de intenciones, sin definiciones conflictivas y sin ninguna solución efectiva a corto o medio plazo a los problemas endémicos de la educación en España.

Desde FEUSO planteamos al Ministerio de Educación algunas de nuestras cuestiones básicas.

1. Avanzar en la complementariedad de las redes educativas para terminar con la discriminación que padece la escuela concertada, considerada casi siempre como subsidiaria de la enseñanza pública. Particularmente nos parece importante mantener la pluralidad de las opciones pedagógicas que reconoce la legislación vigente.
2. Mejorar los decretos de admisión de alumnos para que se garantice que las familias, como reconoce la Constitución, puedan elegir libremente el proyecto educativo que deseen para sus hijos.
3. Incrementar la financiación hasta alcanzar el 7% del PIB con el fin de asegurar la gratuidad real de la enseñanza básica, también en los centros concertados. Y para cumplir con los objetivos del Tratado de Lisboa, se debe avanzar en la concertación de la Educación Infantil y el Bachillerato.
4. También debe aprobarse un calendario, con actuaciones concretas, para conseguir la homologación laboral y salarial de los trabajadores de la enseñanza concertada con respecto a sus homólogos de la enseñanza pública, en el marco de un nuevo acuerdo laboral que dé continuidad y desarrolle el firmado en el año 2005 entre las organizaciones sindicales y el MEC.
5. Apoyamos que los profesores sean reconocidos como Autoridad Pública y que se refuerce su prestigio social y laboral con actuaciones que mejoren la convivencia en los centros.
6. Las familias deben decidir sobre la formación moral y religiosa de sus hijos. Recibir esta formación no tiene que suponer ninguna discriminación ni para los alumnos ni para el profesorado que la imparte.

También le puede interesar:

Cargando…

LSB-USO
Siguenos en: