El 30 de Marzo, Día Internacional de la Trabajadora del Servicio Doméstico

Tiempo de lectura aproximado: 2 minutos

Desde la Secretaría Confederal para la Igualdad queremos unirnos a una fuerza común que reivindica condiciones laborales dignas y justas para las trabajadoras del hogar. Un sector que se halla especialmente desprotegido y discriminado, por encontrarse fuera del régimen general, caer en la informalidad, conservar vestigios del concepto de servilismo y pertenecer a un área que manifiesta sus efectos de manera mucho más incidente en personas vulnerables, como las mujeres migrantes.

El reconocimiento y visibilización de la actividad de las mujeres en el mercado laboral, la equiparación de derechos y oportunidades, específicamente en el área doméstica, supone un hecho de importante prioridad, que no se puede aparcar por más tiempo.

Desde La Unión Sindical Obrera contamos con una amplia trayectoria en la lucha por los derechos de las mujeres trabajadoras y hoy alzamos la voz para hacer valer el discurso reivindicativo de las trabajadoras domésticas.

Nuestras demandas son:
– El reconocimiento de derechos laborales para el colectivo de las trabajadoras domésticas. Regulación de los servicios profesionales del hogar dentro del Régimen General de Seguridad Social
– Derogación del Real Decreto 1424/1985, que regula su actividad debido a su carácter restrictivo y antigüedad, por lo se reclama una nueva norma que incorpore al conjunto de trabajadoras domésticas al Régimen General de la Seguridad Social, como el resto de trabajadores/as.
– Contratos de trabajo por escrito. Actualmente son considerados como válidos las relaciones laborales de palabra, lo cual fomenta la precariedad salarial, prolongación de la jornada laboral, la inexistencia de derechos.
– Valoración social del trabajo doméstico como una actividad productiva y contribuyente al desarrollo de la economía.
– Igualdad y equidad en trato y condiciones de las trabajadoras domésticas con el resto de sectores laborales.
– Derecho a la prestación por desempleo.
– Reconocimiento de las bajas y accidentes laborales.
– En conclusión: trabajo y trato dignos

El próximo 30 de marzo representa un día de reivindicación y exigencia por derechos. La clave de la lucha reside en la cotidianeidad del día a día. MÁS INFORMACIÓN.

Manifestación: 28 de Marzo de 2010, a las 13:00 horas en la Plaza Jacinto Benavente. Madrid.

También le puede interesar:

Cargando…

LSB-USO
Siguenos en: