Trabajadores y parados, en situación de vulnerabilidad.

Tiempo de lectura aproximado: 2 minutos

Los datos sobre el paro de marzo que ha presentado Maravillas Rojo, Secretaria General de Empleo esta mañana como “negativos, pero con una menor intensidad”, muestran en realidad un panorama muy sombrío desde el punto de vista cualitativo, pues el paro de los menores de 25 años continúa aumentando, la contratación ha bajado un 12% respecto al mismo periodo de 2009 y los contratos indefinidos nuevos no llegan ni al 10%.

Los casi 36.000 desempleados más que han engrosado las listas del paro en nuestro país en el mes de marzo no pueden ser recibidos desde un punto de vista optimista porque se haya ralentizado levemente la velocidad de crecimiento. La Unión Sindical Obrera (USO) invita a hacer un análisis cualitativo y humano.

Nuestro mercado laboral sigue sin crear puestos de trabajo de calidad: los nuevos contratos a tiempo parcial ganan terreno a los de a tiempo completo y los indefinidos no alcanzan el 10%. Además, el desempleo se sigue cebando con uno de los estratos más débiles, los jóvenes. De nuevo, las cifras de parados menores de 25 años han aumentado, consolidando a nuestro país como líder europeo del desempleo juvenil.

No sólo nuestro mercado laboral es débil, también la situación de los ciudadanos, como lo demuestra el hecho de que haya crecido un 46,6% de solicitudes de prestaciones durante el último año y un 25% más de beneficiarios de las mismas.

Pero las cuantías previstas para cubrir las prestaciones con un mercado laboral en negativo no son eternas. Necesitamos con urgencia frenar en primer lugar la sangría del desempleo y posteriormente crear empleo para aumentar el número de cotizantes. Para la USO es muy preocupante que casi una tercera parte de los parados no reciban ninguna prestación.

Sin ingresos y sin un trabajo digno, con garantías, no se podrá ni reactivar nuestra economía, pero tampoco afrontar la subida del IVA, ni el incremento de los precios de los combustibles, especialmente el del gas, y un IPC en torno al 1,4%. La realidad es que tenemos más parados y los que no lo están ven cómo se empobrecen cada día más. Así no se reactiva la economía.

También le puede interesar:

Cargando…

LSB-USO
Siguenos en: