En Euskadi el mes de mayo ha supuesto una bofetada al empleo

Tiempo de lectura aproximado: 2 minutos

El mes de mayo en Euskadi nos ha dejado 3.072 personas desempleadas mas. Es cierto que el número es mucho menor que el de los meses de marzo y abril, seguro que por la desescalada. Sin embargo, en la CAV ya suman 141.715 personas desempleadas. En mayo, informa la Seguridad Social, 67.241 volvieron a sus puestos de trabajo desde su ERTE, pero 2.227 se quedaron sin empleo.

“En muchos casos, se han reincorporado sin haber cobrado aún su prestación. Estos tres meses han sido nefastos para cientos de miles de familias y no se puede bajar la guardia en la protección social porque en mayo se haya reducido la subida del paro. La realidad es que sigue subiendo”, denuncia MariBel Muñoz Aribayos, desde LSB-USO Euskadi.
Si el 11 de marzo la Seguridad Social en Euskadi había 976.000 afiliaciones al cierre de mes de mayo 945.700, con una pérdida de 30.800 afiliados. “Este dato frío es una bofetada al empleo en Euskadi, y tenemos claro que no podemos confiar en el verano y en el turismo como hasta ahora se había hecho.

Esta crisis está dejando secuelas en el sistema productivo. Y el empleo que vuelve en Servicios y en Construcción, no es garante de estabilidad. O se acelera la lucha por la industria en el País Vasco y se potencia otra ligada a la innovación, o estaremos siempre a expensas de lo que las corrientes internacionales decidan por nosotros. La realidad que está dejando la pandemia del covid-19 debe servir para reforzar un sector estratégico como la industria vasca”, continúa MariBel Muñoz Aribayos.

En este sentido, advierte de que a los datos del paro “aún les queda una buena sacudida. Estamos viendo cómo muchas empresas están aprovechando este ruido para destruir empleo. Hay muchas empresas que aún están haciendo balance de la crisis para saber si cierran o no, si el ERTE se convierte en ERE. Para todas aquellas que quieran seguir con su actividad y su empleo debe seguir habiendo flexibilidad en los pagos. Los ERTE como colchón para recuperar la actividad deben poder prolongarse hasta el 31 de diciembre en todas aquellas empresas que garanticen que la medida es para preservar el empleo”, pide el la Secretaria General de LSB-USO Euskadi.

También le puede interesar:

Cargando…

LSB-USO
Siguenos en: