Más subidas de precios, menos convenios y más pérdida adquisitiva

Tiempo de lectura aproximado: < 1 minuto

El IPC sigue apretando los bolsillos de los hogares y los precios sufren subidas, hasta el 8,7 % anual con el que cerró mayo. Una diferencia de cuatro décimas con respecto a abril y una subida mensual del 0,8 %.

Los carburantes continúan desbocados, y “será necesario un control exhaustivo de las ayudas que se han dado a las gasolineras, porque esa bajada subvencionada, en la mayoría de los casos, ya se la han comido y la han vuelto a repercutir en el usuario”, considera Joaquín Pérez, secretario general de USO.

Así, la subida mensual de los transportes es del 14,9 %, debido principalmente a los carburantes. También la energía del hogar sube, un 17,5 %. Pero, con todo, “y siendo productos muy básicos, aún hay productos que nos preocupan más. La alimentación se ha disparado, la propia estadística destaca que no había registros de una subida tan drástica. Urge revitalizar el campo, y también que esas ayudas a los costes de producción lleguen a los agricultores y ganaderos. Ante la amenaza de hambruna mundial, no nos podemos permitir que un campo como el nuestro se abandone por no poder trabajarlo”, advierte Pérez.

Leer artículo entero en USO

También le puede interesar:

Cargando…

LSB-USO
Siguenos en: