LSB-USO – Unión Sindical Obrera de Euskadi 

Facebook
Facebook
Home Nacional Denuncian irregularidades en Esabe vigilancia
formats

Denuncian irregularidades en Esabe vigilancia

Publicado en diciembre 4, 2010, por en Nacional.

El comité de empresa de Esabe vigilancia ha denunciado numerosas irregularidades en la empresa que presta servicio a varias administraciones públicas como la Junta de Andalucía, Fermasa, Caja Rural de Granada, CSIF, Correos, el INSS y la Delegación de Hacienda.

La empresa ha sido denunciada por pagar con talones sin cotizar a la Seguridad Social, ni reflejar los pagos de las horas extraordinarias en Hacienda, hecho curioso ya que la delegación de Hacienda de la calle de las Tablas en Granada y el Instituto Nacional de la Seguridad Social son dos centros donde la empresa Esabe presta sus servicios.

«Es inconcebible», aseguran desde el comité de empresa, «que una empresa que incumple con los más básicos preceptos legales en cuanto a cotizaciones sea la que presta sus servicios para entidades de tanta importancia y que deberían vigilar más por el cumplimiento de la ley.
Los que deben cuidar de las normas laborales son los primeros que contratan empresas que no cumplen con la economía nacional pagando los salarios en negro e incumpliendo las normas basadas en los convenios colectivos y en las normas laborales más básicas».

En la empresa Esabe vigilancia, con casi cien trabajadores en la provincia de Granada, ha sido tan denunciada por este comité que son demasiado conocidos por la Inspección de Trabajo de la Seguridad Social, que es cliente suyo.

En los últimos días, ante el impago de parte de los salarios, la empresa ha contestado que no tiene liquidez para abonar las nóminas pidiendo paciencia porque los clientes se atrasan en los pagos. Como siempre son los trabajadores, en estas fechas tan señaladas, los que pagan el pato de una mala gestión empresarial y de una peor vigilancia de las instituciones que en vez de controlar que las empresas que presten servicios en sus centros permiten y fomentan el fraude a la seguridad social y a hacienda.

Ante estos cien trabajadores las instituciones pierden credibilidad y se sienten indefensos ante los abusos de las empresas y se preguntan porque las instituciones no vigilan el cumplimento de la ley dentro de sus propias casas.

Fuente: La Opinion de Granada