LSB-USO – Unión Sindical Obrera de Euskadi 

Facebook
Facebook
Home General COMUNICADO ACUERDO SIMA
formats

COMUNICADO ACUERDO SIMA

Publicado en marzo 5, 2014, por en General.

COMUNICADO DE LA FEDERACION DE TRABAJADORES DE SEGURIDAD PRIVADA DE LSB-USO EUSKADI

foto manifa aeropuerto

El pasado viernes, 28 de febrero de 2014, se ratificó entre patronales de seguridad privada (APROSER, FES y UAS) y la mayoría de la representación social (UGT y USO) el acuerdo alcanzado siete días antes, mediante mediación, respecto al Convenio sectorial de seguridad privada para 2014. El acuerdo supone la modificación parcial de los artículos 14, 41 y 42 del Convenio sectorial, así como mantener para 2014 las retribuciones y demás conceptos económicos previstos para 2013.

Las modificaciones del artículo 14 (subrogación de servicios) vienen dadas por las normas sobre libre competencia y los problemas jurídicos derivados de su aplicación respecto a las subrogaciones en el transporte de fondos. Os advertimos que aún puede darse alguna ligera modificación posterior. Además se asegura que, ante cualquier futura modificación normativa respecto al uso o no de armas, los compañeros de transporte de fondos perciban en cualquier caso el plus de peligrosidad.

Respecto a los artículos 41 y 42, las modificaciones se refieren a la horquilla de horas en la jornada ordinaria de trabajo y a las horas extraordinarias Como norma general, observar que se recupera la jornada fija de 162 horas al mes y la posible compensación de defectos de jornada en los dos meses siguientes. Será jornada extraordinaria, la que supere ese número de horas mensuales. Se mantienen los cuadrantes anuales de trabajo y la horquilla pactada en Convenio sólo para los centros de trabajo fijos y estables. Sin embargo, en este caso, tendrán la consideración de horas extraordinarias aquellas que superen las reflejadas en el cuadrante mensual. La Federación de Trabajadores de Seguridad Privada de USO ha firmado este acuerdo por responsabilidad y por compromiso con el sector. La coyuntura general actual es de una brutal crisis económica.

No hay más que mirar alrededor para comprobar la aberrante tasa de desempleo existente (que se va a mantener por encima del 25% durante mucho tiempo) y comprobar cómo día a día están reduciéndose (hasta un escandaloso 40% en muchos casos) los salarios de quienes mantienen el empleo. Nuestro sector no es ajeno a esa coyuntura general, sino más bien todo lo contrario. El volumen de trabajo en seguridad privada, como en v el resto del sector de servicios, está muy condicionado por las necesidades y -sobre todo- por las disponibilidades de los propios clientes. La Reforma laboral da cobertura legal a los descuelgues de convenio, para no aplicar las condiciones pactadas en los mismos. Además, sitúa a los convenios de empresa (con condiciones mucho peores) por encima de los convenios sectoriales. Son demasiadas las empresas de seguridad privada que, a fecha de hoy, ya aplican esos descuelgues y/o convenios de empresa.

En esas empresas, los vigilantes están cobrando entre un 5% y casi un 30% menos que lo que cobrarían con el Convenio sectorial actual. Que nadie se llame a engaño, esto es una realidad. No una simple “amenaza” como sostienen algunos: son más de diez mil los vigilantes de seguridad afectados por esa situación descrita. Es decir, uno de cada ocho de los trabajadores del sector. No hay más que ver lo que ha ocurrido (y ocurre) con empresas como Seguridad Integral Canaria, Alcor, Seguriber, LPM, Bizala y un largo etcétera. Y VA A MÁS.

Seguro que todos nosotros conocemos a compañeros que sufren esta situación desde hace ya (demasiados) meses. En este contexto, ni una sola empresa del sector estaba dispuesta a pagar el incremento salarial pactado para 2014. Una tras otra, TODAS las empresas hubieran aplicado descuelgues y/o convenios de empresa.

Las grandes incluidas, las que engloban a la gran mayoría de los vigilantes. Cierto es que el convenio ya tenía vigencia durante 2014, pero más cierto aún que se hubiera convertido en convenio que existe, pero que nadie aplica: un convenio “virtual”. Existiría hasta finales de 2014, sí. Pero insistimos: nadie lo aplicaría. Mienten desde CCOO, CSI-F, CIGA y ELA si mantienen lo contrario. Algunos actúan con una tremenda hipocresía, con desvergüenza y demagogia, al asegurar que “se ha vuelto a traicionar a los vigilantes de seguridad”. Desde nuestro punto de vista, son los que aseguran esto quienes de verdad traicionan los intereses del conjunto de los trabajadores. Con total descaro, se empeñan en ocultar la verdad.

Ellos saben tan bien como nosotros lo que ha estado a punto de ocurrir: la desaparición del sector como tal. Un caótico escenario que desde la USO se trabaja duro para tratar de evitar y que parece ser el que se quiere (incluso parece que se anhela) desde algunos sindicatos para el colectivo de vigilantes de seguridad. Un escenario de: – reducciones (reales) salariales, – incrementos (significativos) de jornada, – pérdida de derechos sociales recogidos en Convenio, y – mayor facilidad para los despidos. Porque esto es lo que tendríamos con la totalidad de los vigilantes de seguridad bajo el yugo de convenios de empresa, a cual peor. Porque esto es lo que tendríamos con la precaria estabilidad en el empleo que aún disponemos saltando por los aires por la desaparición de la figura de la subrogación. Esto es lo que está en juego.

Por lo tanto, y señalando lo evidente, que no nos gusta renegociar condiciones previamente pactadas, se ha hecho porque se responde a la necesidad evidente de intentar mantener el mayor número de puestos de trabajo y hacerlo con unas condiciones lo más dignas posibles, frenando en lo posible la aplicación masiva de descuelgues y convenios de empresa.