La Eurocámara aprueba 20 semanas de permiso por maternidad remuneradas

Tiempo de lectura aproximado: 2 minutos

Da el visto bueno a la posibilidad de una baja de dos semanas a los padres cuyas parejas den a luz

21.10.10 – 02:55 –
La propuesta debe ser ahora negociada en el Consejo, donde se espera una oposición
Tras el final del permiso la trabajadora estaría protegida medio año contra el despido
El Parlamento europeo decidió ayer hacer oídos sordos a la crisis, y votó una reforma del permiso de maternidad más favorable para las interesadas y sus familias que las propuestas formuladas al respecto por la Comisión en 2008, que fueron motivo, en su día, de fuertes críticas en medios conservadores y empresariales.
Lo que la Eurocámara votó ayer es prolongar la baja por maternidad remunerada con el 100 por ciento del salario hasta 20 semanas, desde las 14 mínimas establecidas en la UE, e introducir en el derecho comunitario la posibilidad de que los Estados miembros faciliten una baja, también remunerada, de al menos 2 semanas a los padres cuyas parejas den a luz.
Se instituiría, junto a todo ello, un periodo de medio año tras el final del permiso de maternidad, en el que la trabajadora estaría protegida contra el despido. La reclamación parlamentaria excede en dos semanas a la propuesta original de la Comisión y salió adelante con 390 votos a favor, 192 en contra y 59 abstenciones.
En España, el permiso para las trabajadoras que sean madres es de 16 semanas totalmente remuneradas, con las seis primeras después del parto de carácter obligatorio, mientras que el resto son transferibles al cónyuge.
Se trata de una posición del Parlamento en lo que se conoce como «primera lectura», que deberá ser ahora negociada en el Consejo, donde se esperan posiciones radicalmente contrarias a las demandas parlamentarias.
«El voto del Parlamento en su primera lectura es muy ambicioso, pero está claro que no va a facilitar un compromiso equilibrado con el Consejo a corto plazo», opinó tras la votación la vicepresidenta del Ejecutivo comunitario Viviane Reding.
Aunque el Parlamento apuesta por la remuneración total, una de las enmiendas aprobadas hoy por el pleno introduce la posibilidad de que las cuatro últimas semanas del permiso la madre reciba sólo el 75% de su sueldo si así lo decide un país.
Ayer mismo, una vez conocido en resultado de la votación, Eurocommerce, un lobby que agrupa a las asociaciones nacionales del sector del comercio de 31 países europeos y a otras empresas específicas, emitió un comunicado calificando el acuerdo de «contraproductivo para nuestros trabajadores y para nuestro sector». Imponer nuevas exigencias a los empresarios en materias como el permiso por maternidad, concluía Eurocommerce, «dañarán a largo plazo el negocio y perjudicarán a las madres trabajadoras que contratamos».
Impacto económico
Un estudio de impacto económico encomendado por la Eurocámara a un consultor externo determina que la adopción de las 20 semanas tendría un impacto económico especialmente acusado en Francia, que necesitaría 1.429 millones de euros al año para financiarlo. El Reino Unido sería el segundo país más afectado, con un costo total anual de 1.324 millones. Le seguirían Alemania (1.150 millones) y España, a la que en el escenario más costoso las medidas propuestas le supondrían al año 988 millones más.
El resultado de la votación fue calificado de «irresponsable y demagógico» en las filas del PPE. Sin embargo, muchos de sus diputados apoyaron el informe. Los socialistas saludaron la aprobación del la propuesta de su eurodiputada portuguesa, Edit Estrela.
No se respetó la disciplina de voto, y muchos eurodiputados del PPE apoyaron el informe de la ponente socialista.

También le puede interesar:

Cargando…

LSB-USO
Siguenos en: