Todos los trabajadores del servicio de basura de Padrón están en huelga

Tiempo de lectura aproximado: 2 minutos

La movilización sigue al no producirse ayer ningún contacto entre la empresa y la representación sindical

La totalidad de los trabajadores (once peones y tres conductores) del servicio de recogida de basura en el municipio de Padrón secundan la huelga convocada con carácter indefinido a raíz de que se rompieran las negociaciones entre su representación sindical y la empresa concesionaria, Global Vambru SLU, para la aprobación del convenio laboral para este año y el próximo.
Tras dos servicios sin recogida -la huelga comenzó a medianoche del miércoles-, la repercusión de la huelga puede comenzar a palparse hoy ya que, ayer, algunos contenedores estaban a rebosar de basura, como los que dan servicio a la plaza de abastos, además de otros situados en la carretera N-550. No obstante, el tiempo lluvioso ayuda a suavizar los malos olores de algunos recipientes. En cualquier caso, salvo los servicios mínimos, cada día de paro dejará en las calles y aldeas de Padrón cerca de 10.000 kilogramos de basura.
La empresa Global Vambru SLU rehúsa realizar declaraciones mientras desde el Ayuntamiento, el alcalde Camilo Forján, se limita a recordar que este no es un problema del Concello sino «única e exclusivamente da empresa e dos traballadores», aunque repercute negativamente en toda la ciudadanía de Padrón, precisó. Camilo Forján desmintió, asimismo, cualquier rumor o comentario de que el paro pueda estar relacionada con una deuda del Ayuntamiento con la concesionaria, a la que solo le abona tres meses. En cualquier caso, ayer sí hubo una comunicación entre el gobierno padronés y la empresa concesionaria, a la que le pidió información sobre el convenio laboral de los trabajadores.
Por su parte, el portavoz aseguró que ayer no hubo ningún contacto con la representación de los trabajadores y que ésta sigue abierta al diálogo y al acuerdo. David Barrio confirmó que se mantienen los servicios mínimos establecidos por los propios empleados y que conllevan que la recogida llegará a aquellos sectores más sensibles: niños y personas enfermas. Con ello, la retirada de basura se hará en los contenedores que usan el centro de salud y los colegios.

LSB-USO
Siguenos en: