Los sindicatos minoritarios acusan a UGT y CC OO de ser «marionetas del poder»

Tiempo de lectura aproximado: 2 minutos

Medio millar de personas se movilizaron en Torrelavega contra la reforma de las pensiones, el paro y la precariedad laboral

Las diferencias ideológicas de USO con el resto de colectivos sindicales se notaron en la manifestación, pero no impidieron que ayer todos lanzaran un mismo mensaje: «sin empleo, no hay pensiones». En este sentido, mostraron su rechazo a las reformas acometidas desde el Gobierno que, a su juicio, constituyen un «ataque al estado de bienestar». La movilización comenzó pasadas las doce del mediodía en la plaza Mayor y recorrió diversas calles de la ciudad como José María de Pereda, Pablo Garnica, Conde Torreanaz, Consolación, Augusto González Linares, Julián Ceballos y Cuatro Caminos. En la plaza Baldomero Iglesias se leyó un manifiesto en el que los sindicatos convocantes animaron a los trabajadores y a la población general a sumarse a las protestas, porque «sólo la movilización puede evitar que el Gobierno continúe por este camino».
Enorme retroceso
Los manifestantes criticaron también la reforma de las pensiones. «Es la mayor agresión a los derechos de los trabajadores que se ha podido hacer en muchos años y va a suponer un enorme retroceso en las condiciones de vida de la mayoría de la población». Además, aseguraron que las medidas que el Gobierno «viene imponiendo» son un «ataque al estado de bienestar conquistado con tanto esfuerzo y sacrificio por los trabajadores durante muchos años».
Por eso, abogaron por ser «responsables y valientes» para luchar contra la imposición y contra la represión. «Quienes dicen ser responsables pero sólo se atreven oprimir a los más débiles para dar satisfacción a los poderosos demuestran que son unos cobardes, unos conformistas y unos sumisos», dijeron.
Por último, los convocantes apostaron por seguir defendiendo «otra manera de hacer sindicalismo, con transparencia. Antes se sentido de estado los sindicatos tenemos que tener sentido de clase».
La manifestación de ayer en Torrelavega para protestar contra la reforma de las pensiones, el paro y la precariedad laboral, se convirtió en una dura crítica al papel de los sindicatos mayoritarios UGT y CC OO, a los que se tildó, una y otra vez, de «marionetas del poder». Bajo el lema ‘Contra la resignación, hay alternativas’, medio millar de personas participaron en la protesta que había sido convocada por USO, la Intersindical Cántabra (integrada por STEC-STAC, el Sindicato Unitario y el Sindicato Ferroviario), CGT, CNT, SCAT y SCAM. También se sumó a la protesta una treintena de afiliados de la Asamblea Ciudadana por Torrelavega (ACPT), con su portavoz, la concejala del Grupo Municipal, Esther García, a la cabeza.

LSB-USO
Siguenos en: