FEP-USO contra los nuevos recortes aprobados en Madrid

Tiempo de lectura aproximado: 2 minutos

Desde FEP-USO mostramos nuestra más enérgica repulsa contra los nuevos recortes salariales a los empleados públicos de la Comunidad de Madrid, que una vez más, vuelven a sufrir en sus carnes el peso de una crisis que no han provocado.

El gobierno de la Sra. Aguirre, además de otras medidas anunciadas, como reducir el número de diputados de la Asamblea de Madrid a la mitad -de 129 a 65-, ha aprobado hoy una nueva reducción salarial para los empleados públicos madrileños (funcionarios y personal laboral), así como una reducción de jornada del personal interino.

Estas medidas se recogen en el Proyecto de Ley de modificación de los presupuestos de 2012 del Gobierno autonómico aprobado en el Consejo de Gobierno celebrado hoy, 7 de junio.

El fin del mismo es cumplir el objetivo de déficit público del 1,5% fijado por el Gobierno central para las Comunidades Autónomas.

La medida también incluye una reducción salarial de un 10% para los altos cargos de la Administración regional.

Los viceconsejeros que son a su vez diputados en la Asamblea Regional dejarán de percibir la asignación mensual de 1.000 euros, que hasta ahora cobraban por compatibilizar ambos puestos.

También se suprimen las subvenciones directas a los sindicatos, partidos políticos y patronales.

La rebaja salarial, consistente en una reducción del 3,3 % de la masa salarial se aplicará, para el personal funcionario mediante una reducción del 6% del complemento específico, además de un 25% del complemento específico de las pagas extraordinarias, y se amortizarán algunas vacantes de interinos.

La rebaja que se aplicará para el personal laboral consistirá en una reducción salarial lineal del 3,3 %.

Estas medidas se aplicarán no solo al personal funcionario y laboral, sino también al personal adscrito a las empresas públicas bajo la competencia de la Comunidad, como Metro, Canal o Telemadrid.

Esta reducción incluye también la paga extraordinaria del mes de diciembre. En concreto se aplicará a los complementos que abona en esa paga la Comunidad de Madrid.

Se establece igualmente la jubilación obligatoria a los 65 años del personal sanitario, con una reserva del 30% en el caso de médicos especialistas y se establecerá un nuevo sistema en la organización de las libranzas por guardias.

El Gobierno madrileño prohibirá también la contratación de personal en las sociedad mercantiles dependientes de la Comunidad de Madrid y las aportaciones a planes de pensiones, así como la reducción de los Planes de Acción Social actualmente vigentes.

La Comunidad de Madrid también ha aprobado cobrar peaje a los conductores que circulen por la carretera M-45 y se está estudiando implantarlos también en otras autovías regionales.

También se actualizan y se crean nuevas tasas y se dejará de sufragar el pago de los locales de los sindicatos, creándose una central de compra de productos sanitarios.

Una vez más, los políticos buscan el camino más fácil, pero los empleados públicos empezamos a estar hartos ya de soportar una y otra vez estas brutales políticas de ajuste.

Desde FEP-USO creemos que ya ha llegado la hora de plantar cara de verdad a estos abusos.

LSB-USO
Siguenos en: