Nuevo informe alimentando el mito del absentismo

Tiempo de lectura aproximado: 2 minutos

El I Informe Adecco sobre absentismo, realizado en colaboración con IESE, Garrigues, Fremap y la Universidad Carlos III, hace incidencia en el coste que supone para nuestro país las ausencias de los trabajadores y el menoscabo sobre competitividad de las empresas españolas.

En primer lugar desde USO, sólo aceptamos que se considere como absentismo lo estipulado en el artículo 52 apartado d) del Estatuto de los Trabajadores. En el informe, consideran que: “La tasa de absentismo se define como el porcentaje de las horas no trabajadas (sin contar vacaciones, festivos ni horas perdidas debido a ERTE) respecto a la jornada pactada efectivas”. Es decir, que en dicho informe computan como absentismo las ausencias por accidente de trabajo, maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo y lactancia, horas sindicales, huelgas, permisos y licencias, etc… De ahí que las cifras sean tan altas, ya que los datos a nivel europeo que maneja USO, España aparece por debajo de la media de los países europeos en lo que a absentismo e refiere.

Las principales conclusiones que se extraen del ya citado informe son las siguientes:

– España, con 11,6 días “perdidos” por trabajador al año, esta a la cabeza de los países con mayor nivel de bajas laborales.

– El absentismo es superior en aquellos países en los que la cobertura por enfermedad es más generosa y/o se obtiene con más facilidad. España se caracteriza por ser el país con mayor nivel de bajas laborales entre los analizados.

– El absentismo es más alto en empresas con mayor número de trabajadores. La tasa de absentismo de 2010 fue del 2,3% en las empresas más pequeñas y del 5,8% en las más grandes.

Entendemos que simplemente se trata una vez más de una política de descrédito hacia el trabajador, situándolo como sospechoso por el hecho de estar enfermo y cuestionando la labor de los médicos de atención primaria, que son los responsables de otorgar y mantener las bajas por contingencia común.

Consideramos este tipo de informes como una herramienta de la patronal con el único objetivo de lograr una vieja aspiración: eliminar el gasto que les supone el periodo por baja por Contingencia Común, es decir, entre los días 4 y 15 de dichas bajas.
Desde USO no podemos estar más en desacuerdo, no solo con las conclusiones que se extraen del presente informe, sino con el objetivo que persiguen. Con la actual reforma laboral, se ha cometido uno de los mayores atentados contra los derechos de los trabajadores : facilitar, aún más, el despido por bajas por enfermedad justificadas. Y si por si esto no fuera suficiente, informes como el analizado, ahondan aún más en la falta de credibilidad de una clase trabajadora que esta pagando con creces la actual situación económica sin ser causante de la misma.

LSB-USO
Siguenos en: