28 de abril: Jornada Mundial para la salud y la seguridad en el trabajo

Tiempo de lectura aproximado: 2 minutos

El día 28 de abril es la jornada mundial para la salud y la seguridad en el trabajo. En esta ocasión, la Confederación Europea de los Sindicatos (CES) recuerda que la salud en el trabajo es una prioridad esencial del movimiento sindical. La adopción de una estrategia europea en este ámbito no puede tardar más.

Las cifras proporcionadas por la OIT son dramáticas. Cada día en el mundo mueren 6300 trabajadores por culpa de sus malas condiciones de trabajo; 5500 de ellos mueren de enfermedades, entre otras de cáncer, causadas por exposiciones a químicos. Europa no se salva de esta tragedia: según las estimaciones de la Agencia europea para la salud y la seguridad, mueren aproximadamente 160.000 trabajadores al año por las mismas razones.

La CES comprueba que la Unión Europea sigue sin adoptar estrategia alguna en este ámbito fundamental para el período 2013-2020, a pesar de las reiteradas peticiones por parte del Parlamento europeo y de la gran mayoría de los Estados miembros. La Comisión todavía no ha fijado ninguna fecha para la adopción de dicha estrategia. “No aceptamos que las malas condiciones de trabajo se conviertan en un factor de competencia entre los países de la UE. El contexto actual de crisis en el que vivimos evidencia más aun la necesidad de adoptar una estrategia europea. Permitirá poner en común los esfuerzos de cada uno de los países” ha declarado Bernadette Ségol, la secretaria general de la CES.

Para mejorar las condiciones de trabajo, es importante establecer un marco legislativo coherente que se aplique al conjunto de las empresas sea cual sea su dimensión. La CES lleva años pidiendo la adopción de una directiva sobre la prevención de los trastornos musculoesqueléticos que afectan casi a un trabajador de cada cuatro en Europa. Pide también una legislación más eficaz de prevención de los cánceres de origen laboral y señala los riesgos psicosociales ligados a la organización del trabajo.

Todos los Estados deben aceptar una parte de la responsabilidad y, en particular, reforzar la capacidad de las autoridades de inspección laboral sin las que ninguna legislación es creíble. En todos los países europeos, los sindicatos organizan actividades con motivo de esta jornada mundial para la salud y la seguridad en el trabajo, el día 28 de abril. La CES se alegra de estas actuaciones convergentes e insiste para que la Unión Europea desarrolle cuanto antes una estrategia ambiciosa.

LSB-USO
Siguenos en: