USO convoca nuevas jornadas de huelga en Ryanair en julio

Tiempo de lectura aproximado: 2 minutos

Los sindicatos USO y SICTPLA convocan 12 nuevas jornadas de huelga para los tripulantes de Ryanair en este mes de julio. Concretamente, los paros de 24 horas se llevarán a cabo los días 12, 13, 14, 15, 18, 19, 20, 21, 25, 26, 27 y 28 de julio en los diez aeropuertos españoles en los que opera Ryanair.

Los sindicatos y tripulantes de Ryanair vuelven a mostrar de esta forma su protesta y reclaman a la aerolínea un cambio de actitud. Le piden que vuelva a retomar la negociación de un convenio colectivo que recoja unas condiciones laborales dignas y bajo la legislación española para sus trabajadores.

Además, USO y SITCPLA exigen al Gobierno y, concretamente, a la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, que no permita que Ryanair vulnere la legislación laboral y derechos constitucionales como el de huelga. En ese sentido piden a Díaz que actúe contra una empresa que no acata las sentencias judiciales, no cumple con la ley y utiliza el miedo, la coacción y la amenaza con sus empleados.

215 vuelos cancelados y 1.255 retrasos en los aeropuertos

Las 6 jornadas de huelga de los tripulantes de cabina de Ryanair, convocadas por los sindicatos USO y Sitcpla, se han saldado con 215 vuelos cancelados con origen o destino en España y más de 1.255 retrasos.

Ryanair ha vuelto a cometer todo tipo de ilegalidades durante esta huelga: más trabajadores de guardia que un día normal, amenazas, coacciones, esquirolaje entre bases ofreciendo pagar taxis de tres horas e incluso esquirolaje internacional, trayendo tripulantes portugueses, italianos y también extracomunitarios, de Marruecos o Reino Unido, vulnerando el derecho a huelga.

A pesar de todo ello, los trabajadores han podido hacer huelga. Muchos servicios mínimos no fueron notificados al tripulante que debía operar el vuelo y, ante la llamada al puesto de trabajo, se negaban a comparecer. También se ha dado el caso de tripulantes que han sido notificados como servicios mínimos, han operado el vuelo asignado y, después, se han negado a operar otro vuelo que no les había sido notificado, a pesar de las amenazas y consecuencias de no hacerlo.

Los tripulantes de Ryanair tienen muy claro que quieren pelear por sus derechos y porque se cumpla la legislación española. El seguimiento de la huelga ha sido del 40 %, a pesar de que, sobre el papel, nadie podía hacerla.

Más de 50 de esos trabajadores han sido citados por Ryanair para acudir a reuniones disciplinarias. Son acusados de no cumplir unos servicios mínimos que nunca les fueron asignados.

También le puede interesar:

Cargando…

LSB-USO
Siguenos en: