FAC-USO: “los empleados públicos siguen perdiendo poder adquisitivo”

Tiempo de lectura aproximado: < 1 minutos

La Federación de Atención a la Ciudadanía de USO considera una tomadura de pelo que CCOO y UGT hayan firmado en la Mesa General de Función Pública una subida salarial del 8 % a tres años para funcionarios y otros empleados públicos, que no cubre siquiera la inflación que ya se padece en este 2022.

El acuerdo contempla un 1,5 % de incremento con efectos retroactivos para este 2022; el 2,5 % en 2023 y el 2,5 % en 2024. “Vestido de una subida del 9,5 % en lugar del 8 %, cuando la realidad es que ese 1,5 % extra es variable y está supeditado a unos objetivos que no conocemos”, advierte Luis Deleito, secretario general de FAC-USO.

Leer artículo entero en USO

LSB-USO
Siguenos en: