Una Oferta de Empleo Público precipitada

Tiempo de lectura aproximado: 2 minutos

Desde el sindicato LSB-USO no nos queda otra que lanzar una crítica en esta OEP 2023 publicada en el BOE 12 de julio por un total de 39.574 plazas de una oferta precipitada en los últimos días le legislatura.

Siendo conscientes de la necesidad de reforzar las plantillas ésta oferta se ha aprobado a menos de 11 días de las elecciones Generales en plena campaña electoral y sin consenso de todos los interlocutores Sociales. Esta OEP ha salido este momento para lo que ha salido y no para resolver los déficits de las plantillas presentes y de futuro a corto plazo.

Desde la Federación de Atención a la Ciudadanía de LSB-USO dudamos que se lleguen a cubrir los plazos para que las convocatorias estén publicadas antes de 31/12/2023; y bueno, lo más preocupante es los verdaderos plazos de adjudicación y la toma de posesión de los destinos. Sabemos y hemos criticado que las últimas convocatorias están tardando mucho más de los dos años fijados en la ocupación de los destinos. No podemos olvidar que detrás de todo este enjambre que provoca la Administración tenemos compañeros/as que sacrifican su entorno laboral y personal para llegar hasta su puesto de trabajo.

Para Luis Deleito, Secretario General de la Federación de Atención a la Ciudadanía de la USO, “esta electoralista convocatoria no cubre en su totalidad las vacantes existentes, ni siquiera tiene en cuenta la cobertura de las plazas que quedarán desocupadas tras la jubilación de los empleados públicos en los próximos cinco años” ya que según los datos que ofrecen los últimos boletines estadísticos del Personal al servicios de las Administraciones Públicas, del total de 88.541 efectivos de la AGE en enero de 2022, 54.938 personas superaban los 50 años de edad, lo que supone más de un 62% del personal en edades cercanas a la jubilación en los próximos años.

Además, no se facilita el número de bajas efectivas del ejercicio 2022, lo que hace imposible saber si se están aplicando las tasas de reposición necesarias, ni se prevé la acumulación de las posibles vacantes que se produzcan en la promoción interna a las plazas ofertadas en el turno libre.

Por otro lado, no se definen las plazas destinadas a sectores prioritarios y deficitarios en la actualidad, como el SEPE, las Entidades Gestoras de Seguridad Social y las Oficinas de DNI y Pasaportes, que en la actualidad están prestando un servicio deficiente y poco ágil al conjunto de la ciudadanía por la escasez de personal.

Tampoco se prevé, en el Acuerdo firmado, la tan “cacareada” simplificación de los procesos selectivos y las reducciones de temarios acordadas en el nuevo modelo de promoción interna en la Administración General del Estado (AGE) firmado el pasado mes de noviembre entre el Gobierno y las organizaciones sindicales.

En definitiva, una Oferta de Empleo Público al servicio de intereses electorales que no resuelve sino que una vez más parchea los graves déficits estructurales en el personal al servicio de la Administración General del Estado.

LSB-USO
Siguenos en: