Alta pobreza estructural y crece la brecha con los más pobres

Tiempo de lectura aproximado: < 1 minuto

Ingresos y gastos: Una ecuación que condiciona nuestra calidad de vida ha sido llevado a cabo por la Fundación Foessa y Cáritas Española. Este estudio, que aborda la situación de los hogares en España y examina diversas formas de pobreza, incluida la estructural, revela las desigualdades palpables en el ámbito laboral, la vivienda y la alimentación en el contexto económico actual. En términos generales, el informe arroja luz sobre la cruda realidad de la pobreza en España.

El informe compara los datos proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística en el año 2022, analizando la situación del año 2021. Aunque la proporción de la población en riesgo de pobreza ha disminuido ligeramente, pasando del 21,7 % al 20,4 %, el texto advierte sobre la necesidad de no sucumbir al optimismo fácil, ya que persisten condiciones estructurales sin resolver que impactan a numerosas familias españolas, privándolas del acceso a condiciones de vida dignas y condenándolas a la pobreza.

A pesar de que estas cifras podrían interpretarse como un signo positivo, lamentablemente, no se traducen en una mejora palpable en la calidad de vida de la población.”

Leer artículo entero en USO

LSB-USO
Siguenos en: