Subida del 10% en la alimentación y un IPC al 3,5%

Tiempo de lectura aproximado: < 1 minuto

En octubre, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) sostiene el mismo aumento que el registrado el mes anterior, alcanzando el 3,5%, mientras que la inflación subyacente permanece considerablemente elevada, marcando un 5,2%. La inflación subyacente experimentó una disminución de 6 décimas con respecto a septiembre.

Entre los elementos cruciales para nuestra rutina diaria, únicamente experimentan un descenso los gastos energéticos domésticos, disminuyendo en un 7,7%. Este descenso contrasta notablemente con el mismo período del año anterior.

No obstante, los alimentos y bebidas no alcohólicas continúan su ascenso a un ritmo preocupante para los ingresos, registrando un aumento del 9,5%. Este incremento afecta a productos esenciales como legumbres, hortalizas, lácteos, carne y frutas, generando presiones adicionales en el poder adquisitivo de los salarios.

“Un paseo por el desglose del encarecimiento de los alimentos es hoy como ir a una atracción del terror. Desde 2021, en menos de dos años, los precios de la leche y los huevos se han encarecido en un 40 %; el azúcar, en un 60 %; pero es que los aceites han duplicado su precio, con una subida del 98 %”, denuncia Joaquín Pérez, secretario general de USO.

Leer artículo entero en USO

LSB-USO
Siguenos en: