Los riesgos psicosociales inciden en el incremento de accidentes in itinere

Tiempo de lectura aproximado: 3 minutos

Los accidentes de trabajo in itinere han presentado una importante subida en estos 10 meses del año, del 9,1 %.

A la hora de intentar determinar los factores que se esconden tras los accidentes in itinere es inevitable pensar en los factores de riesgo psicosocial. Dejando de lado los números, y afectando de igual manera a mujeres y hombres, en los accidentes in itinere hay un factor común que es el riesgo psicosocial.

¿Cómo se manifiesta este riesgo? Podemos diferenciar dos momentos distintos:

  • Desplazamientos desde nuestro domicilio al trabajo: presencia de tráfico, presión y ansiedad ante cualquier evento que suponga un retraso respecto a nuestra hora de entrada al trabajo, etc.
  • Desplazamiento de nuestro centro de trabajo al domicilio: tráfico, agotamiento mental por una carga de trabajo excesiva soportada durante la jornada, sensación de estrés y agobio por las tareas que no se han podido finalizar, etc.

Estos factores influyen en nuestro comportamiento durante los desplazamientos de ida y/o vuelta del trabajo y pueden afectar a nuestra capacidad de concentración y de respuesta, contribuyendo así al accidente.

Más de 1 millón de accidentes de trabajo hasta octubre

De enero a octubre 2023, el número de accidentes de trabajo con baja fue 525.551, mientras que el de accidentes de trabajo sin baja fue de 474.499, superando la cifra del millón. Comparando con el mismo periodo del año anterior, los accidentes con baja experimentaron una disminución del 0,6 % y los accidentes sin baja, un aumento del 0,8 %. Hasta octubre murieron en accidente laboral 602 trabajadores.

Analizando la estadística, de los accidentes con baja, 454.851 fueron en jornada, y 70.700, fueron accidentes in itinere. La variación en relación al mismo periodo del año anterior se situó en el -1,9 % para los accidentes en jornada y en el 9,1% para accidentes in itinere.

Descenso de los accidentes en jornada graves y mortales

En el periodo de enero a octubre 2023 se produjeron 454.851 accidentes con baja en jornada. De éstos, 3.110 fueron graves y 490, mortales -99 accidentes graves y 76 accidentes mortales menos-.

En cuanto a la desagregación por sexo, el 71 % de los accidentes en jornada con baja afectaron a varones y el 29 % afectaron a mujeres.

Los accidentes mortales en jornada se distribuyeron en 460 varones muertos y 30 mujeres.

Suben los accidentes in itinere leves y graves

En el periodo enero-octubre 2023 se produjeron 70.700 accidentes con baja in itinere, de los cuales 69.802 fueron leves; 786, graves y 112 accidentes fueron mortales. Los leves y graves se incrementaron en un 9,2 % y 4,7 %, respectivamente, mientras que los mortales experimentaron un descenso del 8,2 %.

En cuanto a la desagregación por sexo, el 54 % de los accidentes in itinere con baja afectaron a mujeres y el 46 %, a varones. En el caso de los accidentes mortales, se distribuyeron en 92 casos en varones y 20 en mujeres.

Los sectores donde se concentra la siniestralidad laboral no varían, manteniéndose los que venimos reseñando mensualmente: construcción; industria manufacturera; transporte y almacenamiento, y reparación de vehículos.

USO reclama entornos de trabajo seguros

Desde USO reiteramos nuestra exigencia de una normativa más especifica que permita una identificación más detallada de los riesgos y facilite su control a través de aplicación de medidas de prevención que consigan su objetivo: identificar y corregir evitando que el accidente suceda.

Recordamos también, a las personas trabajadoras, que están en todo su derecho a la hora de reclamar y exigir entornos de trabajo seguros a través de los recursos que tengan a su alcance, ya sea a través de sus delegados y delegadas de prevención o a través de las denuncias en Inspección de Trabajo.

LSB-USO
Siguenos en: